martes, 4 de junio de 2019

LLEGÓ LA FERIA DEL LIBRO... Y SE FUE LA CHAMPIONS



De la resaca (en todos los sentidos) de la final de la Champions…


Un poco hartos y saturados de fútbol (inglés por más señas) …

Un poco (o un mucho) cansados de himnos, gente trasegando sin parar desde unos días antes…

Un mucho indignados de la basura, botellas, vasos, y demás recipientes tirados por todos los lados, sin orden ni respeto…

Un mucho asqueados del olor a meados por muchas de las zonas céntricas de nuestra ciudad…

Al final esa final (valga la redundancia) nos ha traído quebraderos de cabeza, muchos tipos insoportables, borrachos, broncas y mala convivencia…

Habrá quién esté encantado, posiblemente los que han hecho negocios, legales y menos legales, cobrando precios desorbitados por cualquier tontería, souvenir, consumición o capricho…

Pero el personal de a pie ha terminado un poco y un mucho hasta las narices (por los olores) y hasta más allá y acá, por el follón continuo a cualquier hora del día y de la noche…
A despejarnos en la Feria del Libro…

Menos mal que tenemos la Feria del Libro, que aunque hayan muchos visitantes, es otra cosa, como más tranquila, en algunos momentos, y mejor para la convivencia, esa de la que Madrid pretende presumir…
LORENZO CAPRILE

ALMUDENA CID

LUIS ALBERTO DE CUENCA Y JOSÉ LUIS GARCI


En resumen, más Feria del Libro y menos Champions, que al final la Champions es para quien la trabaja…

Porque, aunque se anunciaron muchos actos y eventos festivos ¿quién los ha disfrutado?


Empezando por el lio de fechas, que si el 25 de mayo, que si el 31, y al final fue el 30…

Continuando con los conciertos en la Puerta del Sol, una plaza llena de stands de los numerosos patrocinadores, con innumerables vallas por todos los rincones, cortando calles, impidiendo el paso, dirigiendo a las personas como ganado, en un sentido por aquí, en otro por allá, ahora no se puede pasar, ahora sí, no se amontonen, no entren, no salgan, circulen, no circulen…

En definitiva, mucho ruido (literal) y pocas nueces (figuradas)…

Y los madrileños aguantando el tirón…

¡Qué paciencia tenemos!

 Aunque algunas sorpresas merecieron la pena...



No hay comentarios:

Publicar un comentario